Sueños lúcidos. Día 3

Agosto 11, 2010

Lo primero que recuerdo de mi sueño es que estoy caminando por la ciudad. Este es un sueño bastante recurrente en mi y normalmente siempre camino por las mismas calles.  No luce igual a la ciudad que yo conozco, pero siempre luce igual en mi sueño. Bajo por la av. Mohedano hasta la panadería Gran Magestic. Normalmente ahí cruzo al Colegio San Ignacio, pero donde cruzo hay un sr. que está pendiente del paso peatonal. Entro al colegio a un área (que no existe) que es una especio de comedor /corredor techado pero abierto y bastante largo. No sé que hice estando ahí. Salí y los próximos eventos no los puedo ordenar cronológicamente: caminé por Chacao, pero por unos callejones cerca de la Francisco de Miranda que yo he ido inventando. Coloqué por allá al Centro San Ignacio pero en mi sueño tiene mucha más vida en los comercios del lado Norte ( Más como un San Ignacio de hace 6 o  7 años). También caminé cerca de mi colegio. También inventé una calle por esa zona, y no es la primera vez que la recorro en mi sueño.

En segunda parte del sueño, estábamos Jose, mi mamá y yo en casa de un amigo. Supongo que es la casa del amigo porque, (aunque yo en realidad nunca he ido), toda su familia, (que en realidad no conozco), estaba ahí. Estaban todos hablando y burlándose de él. Y cuando llegó lo reconocí, pero tenía una cantidad de sarcillos que yo nunca le he visto. Tenía un par de diamantes (al estilo Maradona) y otro zarcillo más arriba en la oreja. Todos estábamos sentados en el piso de una terraza. Algo estaban haciendo que de repente lanzaron una pistola y llegó hasta donde Jose y yo nos sentamos. En ese momento no pasó nada, pero llegó un policía a investigar lo que había pasado, y lanzó su pistola para repetir la escena. La pistola se disparó y nos asustamos. Cuando voltee vi que a Jose le pasaba algo y ahí me di cuenta que el tiro le había pegado a él, justo en el área del corazón. Entré en desesperación y yo misma lo cargué para llevarlo a una clínica. Salí de la casa y comencé a caminar. Recuerdo que mientras caminaba gritaba el nombre de mi hermano para que me ayudara. No encontraba nada. Podía sentir la fuerza que había encontrado para poder cargarlo, pensar y no ponerme a llorar. Encontré una clínica y lo pude dejar atendido. En ese momento me desperté llorando hasta que me di cuenta que todo había sido un sueño y me calmé.

Hoy creo que recordé bastante, pero no todo me hubiese gustado recordar!

Una respuesta a “Sueños lúcidos. Día 3

  1. Pingback: Tweets that mention Sueños lúcidos. Día 3 | dani goico arráiz -- Topsy.com·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s